NUESTRA HISTORIA

Nació amparada por la férrea voluntad de progreso y el anhelo de superación de su fundador, señor Pedro Roberto Bosque, quien aunando precisamente ese capital, fue forjando lo que es hoy.
Una parte de patio cedido por un amigo, allá por el año 1971, nace el primer taller de la incipiente industria la que a fuerza de martillos fue dando forma a los primeros tanques, base fundamental de su razón de ser.
No falto en esa oportunidad y como mérito propio de su componente, el amigo sincero y leal que le brindo desde un consejo hasta el apoyo material, muchas veces de gran valor en los comienzos, jamás olvidado por Pedro Bosque, quien no dejaba pasar oportunidad, para hacer mención de su reconocimiento a esos amigos, comerciantes, industriales, profesionales que sin pensar en casos, lo que comenzaba era quizás una nueva competencia; valoraron más la amistad y no escatimaron el apoyo que la nueva empresa necesitaba.
Fueron días claves para la naciente industria y el insomnio de muchas noches. Fue aquí cuando comenzaron a responder los primeros clientes, quienes para Pedro Roberto Bosque e Hijos S.A. merecen el agradecimiento especial, ya que a todo lo dicho, estos fueron en definitiva quienes respondieron ampliamente, dándole origen a una demanda cada vez mayor de obra consiente y responsable que obligó a la construcción de un primer galpón. Otra etapa se inaugura y se prolonga hasta fines del año 1973, período en el cual se acrecienta aún más la demanda de sus productos a tal punto de hacerle solicitar apoyo de entidades bancarias para dotar a la parte productiva de maquinarias y elementos y a la vez también se aumentaba el personal, tratando de elevar la producción para satisfacer la demanda, la que sigue felizmente en constante aumento.
Ante esta situación el Sr. Pedro Bosque se ve exigido a ampliar sus instalaciones y es así que una nueva etapa se pone en marcha y adquiere un solar ubicado sobre calle San Martín (Ruta Nacional Nº 9), en el cual levanta su actual fábrica, en donde, rodeado de un plantel de empleados altamente capacitados, continúan produciendo tanques que se distribuyen en todo el país.
Hoy, visitar la empresa, nos da la pauta de que el empeño puesto de manifiesto y que nació de fuerza valor y voluntad, ha tomado proyección nacional.